Forma 1: La Meditación de la Respiración de Unidad

Reconectar con el corazón, o vivir desde el corazón es esencial para nuestra evolución espiritual, ya que nos hemos desconectado de este con el afán de experimentar nuestro ego y el pensamiento lógico. Sin embargo, para una mayor libertad es necesario volver a vivir desde nuestro corazón.

Pensarás que quizá para esto necesitas de un maestro o gurú, pero no es así, el maestro es tu propio espíritu, la divinidad en tí, tu tienes la capacidad y el poder para hacerlo. En estos post acerca de vivir en el corazón describiremos métodos recomendados por Drúnvalo Melchizadek (autor de los libros acerca de la Flor de la Vida) y Daniel Mitel, quienes nos presentan variadas formas de conectar con el corazón.

Diviértete y goza probando cada uno de ellos y elige cual es o cuales son los más adecuados para tí, con los que más conectas e incorpóralos a tu vida. Recuerda practicar varias veces para que tu ser vaya recordando y puedas reconectar más y más con tu corazón.

Forma 1: La Meditación de la Respiración de Unidad

Esta forma la aprendió Drúnvalo en 1980 del pueblo Taos, la cual de forma sencilla conectaba con el amor de la madre tierra y con el padre cielo.. En 1994 en un evento en Georgia tuvo una experiencia que refinó su entendimiento de esto.

En ese evento entró en meditación pensando en los grandes maestros, hubo un momento donde Sri Yukteswar se le presentó a Drúnvalo, y le dijo que en la India nadie había considerado acercarse a lo divino sin cierto estado de mente y corazón, y le dió instrucciones para ello:

  • Usa un altar con una simple vela para enfocar tu atención
  • Siente y sabe la presencia de tus maestros
  • Respira con ellos juntos como uno
  • Lleva tu atención a un espacio de la tierra que sea para tí el más bello del mundo, que para tí sea hermoso.
  • Ve este lugar con tantos detalles como puedas, la flora y fauna, las nubes, el ambiente, el suelo, etc.
  • Comienza a sentir amor por este lugar y por toda la naturaleza
  • Crece en este espacio de amor hasta que tu corazón empiece a latir con la ternura y el calor de tu amor.
  • En el tiempo que sientas correcto, envía tu amor al centro de la tierra usando tu intención.
  • Que la madre tierra pueda sentir tu amor
  • Puedes ponerlo en forma de esfera para enviarlo más es tu intención lo más importante.
  • Ahora espera, con la inocencia de un niño, espera y te enviará su amor de regreso.
  • Conforme el amor de la madre tierra entre en tí, abrete completamente y déjalo moverse a través de ti a donde desee moverse.
  • Siente este precioso amor rodeándote.
  • Siente este estado de unión, sigue allí hasta que te sientas completo.
  • Ahora, manteniendo esa conexión, también diríge tu atención al padre cielo.
  • Piensa en toda la creación más allá de la terra, pon tu atención en una noche estrellada y en la vía láctea. Mira los astros, la luna, y siente el sol siendo un benefactor para la tierra.
  • Date cuenta de la profundidad enorme del espacio
  • Siente el amor que tienes por el padre.
  • Cuando este amor se vuelva tan grande que ya no lo puedas contener, envíalo a los cielos.
  • Puedes enviarlo en forma de esfera también.
  • Mándalo a través de la consciencia de unidad de la tierra, o bien a través del sol.
  • El sol está conectado a otras estrellas y todo el universo. Por eso muchos pueblos envían su amor al gran sol central. Que tu amor alcance la creación en todos lados.
  • Una vez que lo has enviado, espera ya que el amor envía siempre tu amor de vuelta a tí.
  • Cuando sientas el amor del divino padre entrando en tí, déjalo que se mueva en tí.

Ahora la divina trinidad, se hace presente en esta conexión con la divina madre, el divino padre y el divino hijo. De acuerdo a Sri Yukteswar esta es la forma en que podemos conocer a Dios.

El último paso de esta meditación es hacernos conscientes de la presencia divina, de todo alrededor de nosotros y dentro de nosotros. Esto lo puedes hacer abriendo tu corazón a la presencia de Dios.

Moviendote dentro del Cuerpo

Apéndice: Hay un movimiento femenino de 6000 años de antigüedad para entrar al corazón, este consiste en que debes dejar el cerebro para moverte al corazón, moviéndote dentro de tu propio cuerpo.

Para la mayoría, en esta experiencia de espíritu humano finito, para la mayoría el centro de su ser se encuentra en el centro del cerebro, en la pineal, pero también hay personas que lo tienen en otras ubicaciones como el corazón.

Hay ejercicios para mover tu espíritu dentro de tí. Lo irás captando también con otros ejercicios para entrar al corazón.

Conectémos en las Redes Sociales!

  👍 Canal Oficial de Youtube Ascension Mutidimensional

 👍 Página de Facebook

 👍 Lista de Difusión por WhatsApp

 👍 Grupo de Noticias en TELEGRAM

canal de telegram ascension

You might like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!