Explorando los potenciales del cerebro – Los 4 cerebros

Bienvenidos a Ascención Multidimensional, en esta ocasión vamos a compartir más elementos para conocernos a nosotros mismos, de forma breve una revisión del órgano más extraordinario jamás creado en la existencia y es el cerebro humano.

La intención de este post es darte elementos para sembrar en ti la curiosidad de investigar más al respecto. Cuando conocemos cómo está estructurado y cómo funciona el cerebro, al menos en la concepción que alcanza a comprender la neurociencia actualmente, vamos entendiendo aquel dicho popular que dice “el cambio está en nosotros” y “busca las respuestas en tu interior”.

Esperamos que esta información te sirva de guía para que puedas investigar más a profundidad pues partimos del conocimiento como ladrillos para construir nuevas realidades. En este post vamos a compartir también fuentes de referencia que podrás consultar más en detalle. 

El cerebro. Definición.

Podemos definir al cerebro de varias formas, la neurociencia participa del estudio del cerebro y sus estructuras desde hace ya varios años y define al cerebro como el órgano que codifica experiencias sensoriales a partir del sistema nervioso, crea pensamientos y emociones. 

Una definición muy interesante es la que da el maestro Ramtha en su libro, “el cerebro, el creador de la realidad y una vida sublime” donde define al cerebro como un radiotransmisor capaz de captar ondas de frecuencia a lo largo y ancho del espectro electromagnético, y refiere al espectro electromagnético sobre siete bandas de frecuencia que van desde los hertz, pasando por el azul ultravioleta y hasta el infinito desconocido o vacío. 

Seguramente en un siguiente post revisaremos más detalles de las 7 bandas de frecuencia.

En lo que quizá todos los autores y estudiosos del cuerpo humano coinciden es en el papel tan importante que ocupa este órgano en la constitución física humana colocándolo en un nivel tan elevado como el del corazón.

El cerebro y la codificación de la experiencia.

Investigaciones realizadas en México a cargo del desaparecido Dr. Jacobo Grinberg con su postulado de la Teoría de la Sintergia compaginan en gran manera a trabajos realizados en China por el Dr. Pang He Ming con la Teoría de la Completud Hun Yuan donde coinciden en el papel determinante de la interacción del campo neuronal con el medio interno y externo del cuerpo para crear la realidad.

Esta última aproximación que mencionamos del potencial que está latente en el cerebro para modificar o crear realidad la aborda el Dr. Joe Dispenza de una manera muy precisa en su libro “Desarrolle su Cerebro”. En este libro describe desde su experiencia la capacidad que tiene el cerebro para curar al cuerpo, en su caso particular lograr curar su cuerpo de una lesión en la columna vertebral a raíz de un accidente de automóvil, una lesión que para la medicina convencional pudo haber limitado sus capacidades de movilidad de por vida. 

Él relata en su narrativa que el elemento determinante para lograr activar este potencial curativo en su cuerpo fue reformar su patrón de conocimiento ampliando su marco de referencia en el cerebro racional a nuevas posibilidades y al mismo tiempo implementar la disciplina diaria de modificar su enfoque. Elementos que sin lugar a dudas requirieron de una voluntad inquebrantable.

El Dr. Grinberg pasó años estudiando a los chamanes de México e intentando descifrar esa capacidad de algunos maestros sanadores como Pachita para manipular la materia a través de la mente.

Puedes revisar más detalle de este trabajo de investigación en el artículo que publicamos tiempo atrás titulado Cirujanos Psíquicos.

En los años 80’s el Dr. Pang He Ming con el desarrollo de la ciencia del ZhiNeng QiGong puso a prueba también el potencial curativo del cuerpo a través de la interacción del Qi y los potenciales de la conciencia, similar al caso del Dr. Dispenza implementó una nueva forma de conocimiento para ampliar el marco de referencia de los pacientes, disciplina y voluntad para cambiar el enfoque.

Estudios similares fueron desarrollados por el psicólogo y antropólogo médico Alberto Villoldo Ph.D en las selvas del amazonas y sur América por varios años al lado de maestros chamanes explorando los principios de la enfermedad y la salud psicosomática y su relación con el cerebro.

Todos estos trabajos de investigación coinciden en seguir descubriendo los misterios y potenciales del cerebro para influir en nuestro cuerpo y el entorno. Nos invitan a seguir estudiando y a experimentar a través de la disciplina para aprender a acceder a niveles de percepción que nos permitan entender la totalidad de lo que realmente somos y fluir de mejor manera en la vida.

Puedes revisar más detalles en el artículo de los 4 niveles de percepción. 

El cerebro y la evolución del ser humano.

Algo que ha realizado la biología y paleontología ha sido el estudio evolutivo de las capacidades del ser humano a través del desarrollo de áreas específicas del cerebro. 

Se han realizado diversas clasificaciones en función del propósito de estudio necesario, la clasificación que a continuación presentamos suma también la teoría del cerebro triuno de MacLean con aportaciones adicionales a la última área identificada como lóbulo frontal.

En el siguiente texto vamos revisando en orden de aparición y características de cada una de las cuatro áreas.

1. El cerebro primitivo o reptiliano. 

En escala evolutiva ubicamos al cerebro reptil como la base de desarrollo del cerebro. Se encarga de las funciones biológicas del organismo, como controlar la respiración, la temperatura corporal y otros sistemas autónomos. Para este cerebro, el destino significa la preservación y la continuación de la vida, y mide el tiempo como un intervalo entre comidas y sexo. Esta área evolucionó hace millones de años y contiene la médula y el cerebelo.

Este cerebro es donde se reúne el mayor número de células de todo el cerebro, por lo tanto guarda un compendio de información imposible de medir hasta el momento por la ciencia moderna. 

Se dice que es el lugar donde se ha venido almacenando la experiencia y las historias desde el origen de los tiempos. Algunos maestros lo llaman el asiento del subconsciente. Es el guardián que vigila y observa, el editor de la información que ingresa a niveles superiores, aquel que determina que puedes o no experimentar según tu mapa de vida que de forma consciente has construido.

El cerebro reptil tiene relación con la fuerza de gravedad, fuerza de unión y creación, una de las cuatro fuerzas fundamentales de la naturaleza.

Los Laikas o maestros guardianes de conocimiento antiguo identifican este cerebro con el arquetipo de la serpiente.

2. El cerebro límbico o cerebro mamífero.

Más complejo y emocional, está a cargo de la familia y la cultura. Anatómicamente cubre al cerebro reptiliano como un guante de béisbol. Es lo que mantiene unido el tejido social anteponiendo el bien de la tribu al del individuo.

La religión y la ley son productos de nuestro cerebro límbico; de hecho, cinco de los Diez Mandamientos (las prohibiciones del asesinato, el robo, el adulterio, la mentira y la envidia) tienen como objeto controlar los impulsos de esta área. Estudioso del cerebro como el Dr. Alberto Villoldo refieren a este cerebro como el ‘cerebro de mono’ porque lo que la caracteriza es la programación de los instintos de miedo, alimentación, lucha y sexualidad 2 que establece en nosotros.

Si durante nuestra niñez sufrimos algún trauma o daño emocional, la programación del cerebro de mono nos hará acumular un exceso de bienes materiales, ver a la gente que no conocemos como enemigos, construir armas de destrucción masiva, comer y beber en exceso, ser promiscuos en las relaciones sexuales y tener miedo a lo desconocido. Este es el cerebro de la superstición y de la mayoría de las religiones primitivas y experimenta el tiempo como una serie de momentos de seguridad, miedo o deseo sexual. El cerebro límbico es el que dirige nuestras vidas cuando la suerte es lo que nos mueve; el destino se somete a un deseo irreprimible de seguridad. A lo largo de milenios, algunos chamanes han descubierto que hay técnicas o tecnología espiritual que se puede implementar para anular los cuatro programas primarios del cerebro límbico, de manera que podemos liberarnos del miedo, la ira, la sensación de escasez y la sexualidad descontrolada.

El cerebro límbico o mamífero tiene relación con la fuerza nuclear débil, fuerza de muerte y resurrección, aquella donde lo viejo tiene que morir para formar algo nuevo. 

Los Laikas o maestros guardianes de conocimiento antiguo identifican este cerebro con el arquetipo del jaguar.

3. El neocortex, o cerebro “nuevo”.

Apareció por primera vez hace unos cien mil años y es el fruto de un salto cuántico evolutivo que hizo que en el transcurso de unas diez generaciones el cerebro humano duplicara su tamaño. El neocórtex está presente en todos los mamíferos superiores y es nuestro ‘cerebro científico’. Como precisamente él ha inventado las máquinas para medir el tiempo, vive al ritmo que le marca el reloj.

El neocórtex es también el cerebro fieramente individualista de los emprendedores y los exploradores. Dio lugar a la revolución industrial y a la carrera espacial, a las constituciones democráticas y a la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Para este cerebro, el destino consiste en llegar a ser un individuo que sobresalga de la masa.

A muchas sociedades gobernadas por señores de la guerra y jefes tribales nuestro deseo de democracia les resulta profundamente incomprensible ya que siguen dominados por el cerebro límbico, que valora la ley del grupo por encima de la libertad del individuo.

El neocortex es donde habita la personalidad consciente. El arte, las matemáticas, la música. El marco de referencia o la caja que determina lo que es posible y lo que no en tu vida, creencias y juicios, la fuerza de voluntad para recorrer el camino.

El cerebro nuevo o neocortex tiene relación con el electromagnetismo, fuerza fundamental de la naturaleza donde las partículas se integran de forma afín.

Los Laikas o maestros guardianes de conocimiento antiguo identifican este cerebro con el arquetipo del colibrí.

4. Lóbulo frontal, o cerebro de dios.

Es una estructura que compartimos en su totalidad con las ballenas y los delfines, aunque está presente en todos los mamíferos superiores. Está localizado en la frente, por encima de las cejas, ‘cejas bajas’ se les decía a los neandentales porque carecían de esta parte del cerebro.

Análisis de diagnóstico por imágenes muestran que el córtex frontal permanece activo durante las experiencias místicas y espirituales. Los monjes budistas que entran en el estado de samadhi (o la experiencia de ser uno con la totalidad de la vida) exhiben actividad neural casi exclusivamente en esta área cerebral; también se ha demostrado que la meditación provoca cambios intensos en la actividad eléctrica de esta área. 

Místicos y maestros chamanes llaman a esta parte “cerebro de Dios”, este centro de percepción trasciende la individualidad buscando la unidad con todo y regula los impulsos agresivos y temerosos del cerebro límbico. Para el cerebro de Dios, el tiempo es fluido, corre hacia atrás y hacia delante como en sueños. En este cerebro podemos conectar con potenciales jamás imaginados, este cerebro tiene tu información de en quién te vas a convertir 10,000 años en el futuro.

El lóbulo frontal tiene relación con la fuerza nuclear fuerte, fuerza fundamental de la naturaleza donde prevalece la unidad con el todo.

Los Laikas o maestros guardianes de conocimiento antiguo identifican este cerebro con el arquetipo del águila.

Y bueno, si ya estás iniciado en el Munay Ki ahora podrás darte cuenta cómo al momento de abrir espacio sagrado lo que realmente estamos haciendo es unificar los 4 cerebros.

Por último nos queda recordarte que este artículo busca unificar piezas dé información dispersa para una mejor comprensión de nuestro potencial como seres humanos con un cerebro activo y en constante evolución. Te seguimos invitando a investigar y a llevar todo este conocimiento a la experiencia a través de la disciplina para clarificar o reformar los conceptos que acabamos de abordar.

Con todo el Munay de siempre.

Estela y José.

Conectémos en las Redes Sociales!

  👍 Canal Oficial de Youtube Ascension Mutidimensional

 👍 Página de Facebook

 👍 Lista de Difusión por WhatsApp

 👍 Grupo de Noticias en TELEGRAM

canal de telegram ascension

You might like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!
×

Curso Certificación en Ho'oponopono Gratis

Tenemos un Regalo para tí, este curso está basado en las enseñanzas que nos han dado el Dr Joe Vitale y el Dr Ihaleakala Hew Len acerca de Ho'oponopono, la técnica de sanación hawaiana que ha sorprendido al mundo. La certificación es una versión muy completa y totalmente en español donde profundizamos en esta bella práctica, y es Gratis para tí!